viernes, 15 de diciembre de 2017



Humareda

Solo vi niños solos con arrugas en las pipas, envueltos en humo y sueños. ¿O fue más bien que aprendieron a fumar de a pocos el dulce humor que retozaba en sus hornillos de maíz e ironía? ¿Fumarán por mí lo poco bueno que aún me atosiga? (RSB)

martes, 5 de diciembre de 2017

Heidegger y Celan, ¿una sola voz?

El pronazi Martin Heidegger y el judío Paul Celan se profesaban una mutua y compleja admiración, que los llevó a leer y hasta anotar detalladamente los libros del otro. Se ignora cómo fue el único encuentro que se produjo cuando un brumoso día este fue a visitar a aquel. Lo cierto es que hay más que una semejanza en la angustiada visión del mundo que rezuman sus obras, así como en la ominosa y desesperante oscuridad de su enunciación. Como sea, Celan no perdió la oportunidad de hacer mofa (y, de paso, autocriticarse) de lo farragoso e “impío” de la dicción y del pensamiento de Heidegger (cuyo nombre podría acaso traducirse como “el que rastrilla eriazos”) al componer el siguiente poema, de los más abstrusos que tiene. Su primer verso hace un juego de palabras intraducible (“heidegängerisch” = relativo a caminar por eriazos) por el que alude al autor de "Ser y tiempo" y a algunos de sus conceptos básicos (como la proximidad, la muerte...). Para el lector español, he tratatado de compensar la mencionada intraducibilidad apelando al título "Sendas perdidas", una de las obras más conocidas del filósofo alemán. De otro lado, no deja de ser irónico que el “rastrillador de eriazos" estuviera predestinado a arar y predicar en el desierto mediante un pensamiento tan torrencial y arrasador, como también contradictorio y moralmente incongruente como el suyo.

LARGO

Al igual que tú, senda perdida de lo cercano:

más
grandes
que la muerte yacemos
juntos, lo in-
temporal bulle
bajo el respiro de tus párpados,

el par de mirlos pende
junto a nosotros, bajo
nuestras comunes, ascendentes
y blancas

metas- tasis.


(Traducción del alemán)


LARGO

Gleichsinnige du, heidegängerisch Nahe:

über-
sterbens-
groß liegen
wir beieinander, die Zeit-
lose wimmelt
dir unter den atmenden Lidern,

das Amselpaar hängt
neben uns, unter
unsern gemeinsam droben mit-
ziehenden weißen

Meta-
stasen.


De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp. Presentación de Pablo Carreño.

viernes, 1 de diciembre de 2017


Dos en uno 



Con o sin lenguaje, me levanto para luchar contra la vida; me acuesto para que me gane la muerte. (RSB)

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Último poema de Rilke
(1875-1926)



A pocos días de su último tránsito (29 de diciembre), Rilke, agobiado por los dolores y fiebres que la leucemia a la postre lo doblegaron, alcanzó a escribir este último poema en su diario. Aparte de una versión en español debida a Antonio Pau (Vida de RMR, Trotta, Madrid, 2012), comparto ahora la mía con ustedes. (RSB)


VEN, TÚ

Ven, tú, el último a quien reconozco,
dolor sin remedio urdido en el cuerpo:
así como ardía mi espíritu, mira, en ti
ardo; la leña se ha resistido tanto
a aceptar las llamas que avivas,
pero ahora te nutro y en ti ardo.
Mi sosiego se hace en tu ira
una infernal ira que no es de aquí.
Ya puro, sin planes para el futuro
asciendo a la turbada hoguera del dolor,
muy seguro de que en ninguna parte hay futuro
para mi corazón, donde calla lo reunido.
¿Soy aún quien ahí irreconocible arde?
No capturo recuerdos.
oh, vida, vida: estar afuera.
Y yo en llamas. Nadie me conoce.
                                    
                                                 (Diciembre, 1926)

(Traducción del alemán de Renato Sandoval Bacigalupo)

KOMM DU
Komm du, du letzter, den ich anerkenne,
heilloser Schmerz im leiblichen Geweb:
wie ich im Geiste brannte, sieh, ich brenne
in dir; das Holz hat lange widerstrebt,
der Flamme, die du loderst, zuzustimmen,
nun aber nähr´ ich dich und brenn in dir.
Mein hiesig Mildsein wird in deinem Grimmen
ein Grimm der Hölle nicht von hier.
Ganz rein, ganz planlos frei von Zukunft stieg
ich auf des Leidens wirren Scheiterhaufen,
so sicher nirgend Künftiges zu kaufen
um dieses Herz, darin der Vorrat schwieg.
Bin ich es noch, der da unkenntlich brennt?
Erinnerungen reiß ich nicht herein.
O Leben, Leben: Draußensein.
Und ich in Lohe. Niemand der mich kennt.
 
                                                        (Dezember, 2016)

martes, 28 de noviembre de 2017


De reojo

Tanto te vi como si yo mismo fuera uno nuevo, que cuando los ojos se desgranan solo me queda tu perfil, y la mirada se hace historia que rehúye y nunca te será contada.

De Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, noviembre 2017, 296 pp.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Volare e volare



El vuelo largo comprime y constriñe lo dañado  y podrido. La llegada vuelve a rasgar la cicatriz, que se cerrará o se olvidará en otra parte.

De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp,
Ilusiones verdaderas


La obra de arte suscita fuertes y auténticas emociones mediante recursos del todo artificiales. Nada más alejado de la capacidad “aristotélica” de producir asombro y conmoción que la expresión ingenuamente llana y directa de los sentimientos y de las pasiones que nos animan en la vida diaria. El arte da cuenta de nuestra verdad más profunda a través de fuegos artificiales. Quien no sabe usarlos de manera simple le pasa como a la polilla: se aproxima mucho a la luz, se deslumbra y luego se hace ceniza. Y lo peor de todo: el destinatario de ese inútil alarde y torpe sacrificio ni se entera de ello.

De: "Atajos a la nada. (Opiniones y versiones)". Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp. Imagen de Georges Latour.


Visto en un festival 

No pocos invitados actúan con aparente indiferencia, como si no estuvieran ahí en lo absoluto; los que no lo están pugnan ruidosa, indignada pero también indignamente por formar parte de él, sin saber que en realidad no hay nada ni nadie adentro, tampoco afuera.

De Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, pp. 296 pp

domingo, 26 de noviembre de 2017

Báscula de la vida


Los antiguos egipcios ponían el corazón de sus muertos en una balanza para compararlo con la pluma de la verdad del dios Maat, lo que permitía saber qué tan buena había sido la vida de cada uno de sus ex dueños. Sin embargo, ¿qué hay cuando el corazón, aún con vida, ya no late, ni tiembla ni mucho menos vuela, y aun menos que el vacío de la Verdad, que desde siempre tercamente permanece callada?

De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.


sábado, 25 de noviembre de 2017

¡Ah de la vida!"

. 

La muerte cotidiana del prójimo nos aflige porque la creemos una verdadera desgracia, o nos alegra por encontrarla merecida o, por lo general, nos deja indiferentes. Es como si los otros estuvieran condenados a perecer, inermes, humillados y por defecto. ¿Pero qué hay de esa muerte que habita en cada quien, instalada cómodamente en los años vividos y que un buen día se harta de todo y, sin explicación alguna, sale de escena dando un portazo?

De Atajos a la nada. Opiniones y versiones. Lima; Editorial Nido de Cuervos, 2017, pp. 296.


viernes, 24 de noviembre de 2017

Medianoche


Debo dormir. Nicolás en su cama y yo en la mía. Todo otro amor es solo ausencia, cansancio, carestía. ¡Dime algo, mi perrito Nicolás, por tu alma y por la mía!

De Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.
¿Quién lo sabe?



Mi perro Nicolás me mira, ¿angustiadamente?, cuando le hablo. Creo percatarme de ello y entonces yo me angustio: no si está así porque no me entiende en lo absoluto o porque que nadie como Nicolás sabe de mi fragilidad, cobardía y completa dependencia de él.

De Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.)


jueves, 23 de noviembre de 2017

Entrega de premio



Poeta, al recibirlo no dirijas tu mirada al cielorraso, a las luminarias, con gesto altivo, solemne o hierático; más bien con espanto, mirando hacia abajo, a tu piso, que en esos momentos empieza a volverse polvo.

De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.
Poema ideal


El que se escribe en medio del Sahara y enseguida llega a oídos de todo el mundo.

De: Atajos a la nada. (Opiniones y versiones). Lima: Nido de Cuervos, 2017, 296 pp.